Cómo compaginar oposiciones y trabajo

Compaginar oposiciones y trabajo Academia GS Oposiciones

Estudiar una oposición es un trabajo en sí mismo. Requiere horas de dedicación exclusiva y una preparación concienzuda para alcanzar el gran objetivo: conseguir un trabajo fijo para toda la vida. Pero, ¿qué pasa cuando quieres opositar mientras ya trabajas? En este post te contamos cómo compaginar oposiciones y trabajo.

Cuando te planteas presentarte a una oposición sabiendo que no dispones de toda jornada para estudiar, el primer paso es evaluar bien cuáles son tus capacidades para establecer objetivos factibles. Así lo explica Blanca Tejero, psicóloga de Psiceduca, doctora en Psicología y profesora de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR): «Es fundamental conocerse a sí mismo, saber cuáles son tus puntos fuertes y tus debilidades, porque esto te permitirá potenciar los primeros y minimizar las segundas para alcanzar el éxito».

Entre las debilidades de quienes compaginan oposiciones y trabajo está, en muchas ocasiones, la falta de hábito de estudio. «Si hace mucho tiempo que has perdido la costumbre de estudiar, lo mejor es que apuestes por una academia de oposiciones —explica la experta—. Esta opción también es importante si te cuesta mantener la disciplina o las horas de estudio te resultan poco productivas: en una academia te ayudarán a seguir un calendario y a cumplir unos objetivos. Digamos que el hecho de inscribirte a una academia es una herramienta psicológica para obligarte a estudiar», aseguran desde Psiceduca.

El hecho de contar con poco tiempo para estudiar puede hacer que el opositor sienta frustración, y esta es otra de las claves que hay que evitar. «El simple hecho de decidir presentarse a una oposición para cambiar tu vida es algo que debe tomarse como un punto muy positivo, del que sentirse orgulloso. El primer paso está dado y hay que aprovecharlo como un refuerzo positivo para el estudiante», aconseja Blanca Tejero.

En este sentido, hay que ser consciente de que tener menos tiempo para estudiar cuando se compagina la oposición con el trabajo puede suponer que no se apruebe a la primera. ¿Cómo encajarlo? «Cuando se compaginan oposiciones y trabajo, lo más sensato y positivo es hacerse a la idea de que el primer examen es una toma de contacto para conocer el temario y la dinámica de la prueba. Es importante que el opositor asuma que su meta es alcanzable a medio o incluso largo plazo, para evitar frustraciones y llegar al objetivo final de aprobar», explica la profesora de la UNIR.

Por último, la gestión del tiempo es la gran clave para lograr el éxito de aprobar una oposición mientras se trabaja. Como explica Blanca Tejero, «hay que plantear un calendario factible: si sales del trabajo a las once de la noche, no te plantees que vas a levantarte a las cinco de la mañana para estudiar, porque lo más seguro es que no hayas descansado lo suficiente y o bien no te levantes a esa hora, o bien no seas capaz de concentrarte. Márcate horarios que puedas cumplir y aprovecha los pequeños tiempos: es mejor leerse dos páginas en media hora, aunque parezca poco, que no coger los libros porque piensas que necesitas al menos dos horas seguidas para estudiar».

Si estás pensando en conseguir un trabajo fijo para toda la vida y necesitas ayuda para preparar tu oposición, escríbenos a info@gsoposiciones.com o visítanos en nuestros centros de Murcia (c/ Santa Teresa, 19, entresuelo 1) y San Javier (c/ Goya, 2). Te aconsejaremos sobre la oposición más interesante para ti y trabajaremos juntos para que la apruebes.

 

1 Comment

  1. […] lo decíamos en el último post. Preparar oposiciones es un trabajo en sí mismo. Y, aunque lo ideal es que la oposición se […]

Deja un comentario





A %d blogueros les gusta esto: